20 noviembre 2008

H.P LOVECRAFT


Yo soy uno de los muchos seguidores de Lovecraft. Me considero amante de la literatura de terror y Lovecraft ocupa una buena porción de mi extensa librería.

Una de mis aficiones es la investigación de vidas extravagantes, disfruto sorprendiéndome de que maneras supera la realidad a la ficción. No es que me regocije en las miserias humanas, ni que encuentre un placer especial en la aberración mental que ocultan determinados individuos... llamarle morbo, llamarle curiosidad o simple afición a torturarme mentalmente leyendo este tipo de relatos basados en una historia real, como el Marqués de Sade, Erzsebet Bathory, Vlad Tepes, Gilles de Rais, Jack el destripador, etc... Pero a parte de sorprenderme de hasta donde llega la depravación humana, me gusta regocijarme en las vidas de gente a la que admiro y es que no solo son personas que sobresalen como... llamemoslo artistas, si no que descubro facetas en su personalidad que me hacen respetarles aún más (aunque como nadie es perfecto, suelo decepcionarme con otras cosas como la misoginia, que suele ser una característica inamovible en la mentalidad de estas épocas)


En este caso quiero dedicar un pequeño espacio de este blog a H.P Lovecraft:


Howard Phillips Lovecraft fue un escritor estadounidense, autor de novelas y relatos de terror y ciencia ficción. Se le considera un gran innovador del cuento de terror, al que aportó una mitología propia (los mitos de Cthulhu), desarrollada en colaboración con otros autores y aún vigente. Su obra constituye un clásico del terror cósmico materialista, una corriente que se aparta de la temática tradicional del terror sobrenatural incorporando elementos de ciencia ficción. Cultivó también la poesía, el ensayo y la literatura epistolar.
A Howard, el pequeño Lovecraft, le gustaba frecuentar parajes extraños y apartados para poder dar rienda suelta a su desbordante imaginación. En esos sitios (cuevas, arboledas alejadas, etc.) recreaba situaciones históricas o se ensimismaba en la observación de pequeños detalles que, para el resto de las personas, pasaban inadvertidos, pero que a Lovecraft le fascinaban; como detenerse a escuchar a las hadas del bosque, o imaginar lo que podría existir en el espacio exterior
Lovecraft fue un niño prodigio: recitaba poesía a los dos años, leía a los tres y empezó a escribir a los seis o siete años de edad. Sobre los ocho años descubre la ciencia, primero la química, luego la astronomía.
Aunque desde los 5 años se declaró ateo (Tras leer las Mil y una Noches vio que la Biblia era tan poco real como aquellos cuentos pero más aburrida) Tras sus estudios prematuros de astrología fue consciente de la magnitud del universo y lo insignificantes que somos los humanos en su comparación, ayudando a reforzar sus ideas sobre la inexistencia de un Dios, a pesar de vivir en una familia extremadamente devota y un mundo que no veía aceptable aquella visión del universo, desprestigiando al ser humano y renegando de todo rastro de divinidad.


5 comentarios:

vegaspes dijo...

Jolín, vaya niño. A mí me daría miedo tener un hermanito así. Vaya cabeza.

Me ha hecho gracia esta parte:
"Aunque desde los 5 años se declaró ateo (Tras leer las Mil y una Noches vio que la Biblia era tan poco real como aquellos cuentos pero más aburrida)."

La verdad es que la Biblia, al menos en castellano es un petardazo, quizá cuando empiece a traducirla del hebreo...

Buscaré alguna poesía de este tío. Alguien que conoció ese género a los dos años debe tenerlo visualizadísimo.

chibifree dijo...

¿Miedo? Yo cuando lo leí por primera vez me quedé flipando, pagaría porque mi hermano fuera un pequeño lovecraft reencarnado! jajaja

Y si... asumamoslo, la Biblia es aburrida, sea en hebreo, en griego o en elfico si te pones xDDD
¿Realmente vas a ponerte a traducirla? Por favor! préstame parte de tu tiempo libre! No! mejor! dame el secreto, no me creo que te estés sacando una carrera con miras a hacer dos de una vez y con sus consiguientes notas buenas (que ya nos conocemos), dedicar tiempo al activismo, a escribir tus eternos post, discutir con tu familia, salir por ahi y encima vas a traducir la biblia... ¿Eres humana? ¿Has nacido con una mutación genética que te hace prescindir de dormir por las noches? ¿Eres Hiro Nakamura?
Algún día descubriré tu secreto xD


Lo de la poesía si te soy sincera nunca he leido ninguna suya...
Pero como escritor de prosa es muy bueno!

vegaspes dijo...

¡Jajajajajaja! Hay cosas que hay que hacer antes de morir: leer el Quijote, saltar al ruedo, traducir la Biblia, hacer una liberación, pisar una cárcel...

Pero aspiro a que me den al menos 12 créditos en la universidad por hacerlo :D Como parte de mi tiempo libre... Mejor ir buscando por ahí un fundamento ético.

He estado mirando poemas de este tío, al ser traducciones pierden mucho, pero dentro de su rama metafísica está interesante este:

CONTINUIDAD

Hay en algunas cosas antiguas una huella
De una esencia vaga... más que un peso o una forma,
Un éter sutil, indeterminado,
Pero ligado a todas las leyes del tiempo y el espacio.
Un signo tenue y velado de continuidades
Que los ojos exteriores no llegan a descubrir;
De dimensiones encerradas que albergan los años idos,
Y fuera del alcance, salvo para llaves ocultas.

Menudo friki. Yo aquí veo claramente a Kant, la antítesis de Heráclito y Parménides y las teorías del ápeiron de Anaximandro. Se nota que el tío era un empollón.

chibifree dijo...

"Menudo friki"
Le dijo la sartén al cazo

@ngelito dijo...

No conocía a este tipo, que cosas se aprenden a diario, jejeje. Un beso Laura.